viernes, 22 de marzo de 2013

VOCALOID: MIKU SE PROSTITUYE (CAPÍTULO 2)



Miku recibió una buena cantidad de dinero su primera noche siendo prostituta, pero pagar sus deudas, comprar comida  y alquilar un departamento hizo que se le acabe casi todo. Tiene que prostituirse nuevamente, así que consigue un cliente muy interesado en sus servicios.
Ya en la noche, Miku llega a la casa de su nuevo cliente y toca la puerta, el sujeto la invita a pasar, le pide que se siente y le sirve un trago.
-Aún no puedo crees que estés aquí, debo confesarte que siempre soñé con hacer algo así contigo-le dice el cliente mientras acaricia el largo cabello de la ex cantante.
-Bueno ¿Empezamos?-dice Miku, esperando acabar rápido con eso.
-Acerca de eso, le mencioné a un amigo que te contrataría y él también se animó, está en la habitación esperándonos-dice el cliente.
-¡Pero no quedamos en eso por teléfono!-reclamó la muchacha-En ningún momento acepté hacerlo con dos a la vez-
-¿Estás segura? ¿Ni siquiera si te pagamos el doble?-le responde el hombre con una morbosa sonrisa.
Miku lo piensa durante unos minutos, el doble de paga sería muy beneficioso para ella, vale la pena arriesgarse.
-Acepto, pero primero quiero ver bien a tu amigo- exige la joven y su cliente le pide que lo siga al cuarto.
Al entrar, Miku ve a un hombre desnudo parado frente a la cama, la joven se queda boquiabierta al ver el enorme miembro de 35cm que cuelga entre las piernas del sujeto. Tan grueso como un pepino, empieza a erectarse cuando su dueño recorre  Miku con los ojos de pies a cabeza. Al darse media vuelta para ir al baño y desnudarse, ve  que el otro sujeto ya se quitó toda la ropa. Los hombres le piden que se desnude lentamente delante de ellos y la muchacha obedece. Para cuando Miku está completamente desnuda, ambos penes están duros como rocas, ansiosos por conocer el interior de la joven.
-Primero chupa nuestros penes, uno por uno-dice uno de los clientes y Miku se mete su miembro a la boca.
-Se ve que lo chupas muy bien, ahora cómete el mío-le dice el otro sujeto y Miku chupa el suyo también.
La joven lleva media hora chupando sus penes, chupa uno mientras masturba el otro, luego los cambia de posición. Los hombres se sienten en las nubes, la pequeña boca de Miku aprieta sus miembros, sus labios y mejillas les dan el mejor trato.
-¡Qué rico! ¡Ahora chupa los dos a la vez!-le dice el sujeto con el miembro más grande y a ella no le queda nada más que obedecer. Ambos miembros entran con muchísima dificultad pero sus clientes nunca habían pasado por una experiencia así, la boca de Miku aprieta tanto sus penes que ambos lanzan una gran descarga dentro de ella. El semen llena completamente su boca en pocos segundos y ella empieza a tragarlo para no ahogarse, pero la cantidad es tal que se desborda de su boca y cubre completamente su cara y parte de su pecho.
Los hombres sacan sus penes y Miku bota todo el semen que queda en su boca. Ambos hombres aún tienen los miembros erectos y dispuestos a seguir conociendo el cuerpo de la bella prostituta.
-Eso estuvo genial, pero ahora ponte en cuatro-le dice uno de ellos mientras Miku tose-Esto te va a encantar-
Miku se pone en la posición pedida y uno de ellos, el de miembro más grande, se arrodilla detrás de ella, mientras que el otro lo hace delante. El hombre que está atrás la toma de las caderas y hunde violentamente su pene en la vagina de Miku, la cual pega un gran grito de dolor, es algo tan enorme que siente cómo le dilata las paredes uterinas. El otro sujeto realiza la misma acción, la toma de la cabeza e introduce su pene en la boca de la chica, haciendo que se atragante un poco. Ambos la envisten rítmica pero violentamente y Miku no puede resistir eso por mucho tiempo, es doloroso pero a la vez excitante, es una sensación que no puede describir con exactitud.
Los hombres la han estado penetrando durante horas y los tres llevan corriéndose más de 6 veces, Miku tiene el cuerpo casi completamente cubierto de semen, pero sus clientes no sienten asco: acarician sus tetas, sus muslos y le dan nalgadas de vez en cuando.
-¡Ah! ¡Ah! ¡Señores, ya casi se acaba el tiempo! ¡Ah!- les anuncia Miku entre gemidos apenas uno de ellos le saca el pene de la boca.
-¡Quédate más tiempo, te pagaremos mucho más!-le suplican los hombres sin dejar de penetrarla y manosearla.
Miku acepta, no solo por el dinero, ella también lo está pasando de maravilla y no quiere que la diversión acabe. El hombre vuelve a metérselo en la  boca y los tres siguen gozando en medio de ese frenesí sexual.
A la mañana siguiente, Miku se despierta en la casa de su cliente, acostada en la cama entre ambos hombres, los cuales duermen plácidamente después de haber gastado todas sus energías con ella. Miku sonríe y besa sus mejillas antes de limpiarse, vestirse y volver a su casa, no sin antes tomar el dinero que le habían dejado en la mesa de noche.


CUALQUIER SUGERENCIA O APORTE, PUEDEN ENVIARLO A MI TWITTER O A MI CORREO: davidsn555@gmail.com

2 comentarios:

Saizoh S dijo...

Hola gente de RH. Recién hace unos días vi su menaje en mi página y por ello tardé tanto en contestar...

Me gustaría intemcambiar banner con ustedes pero se me complica porque acutalicé mi blog a una página por lo que se hace más difícil (al menos para mí xD) poner bien un nuevo banner...

Pero los voy a agregar a otro blog que tengo para seguir de cerca los nuevos aportes que traigan jeje.

¡Un saludo, compas!

Anónimo dijo...

Pensé que me sentiris rari al leer esto pero realmente me gusto es otra sensacion indescriptible.